Cuando y como hacer Test de embarazo por analítica de sangre

By | julio 20, 2015

La prueba de sangre para el embarazo conocida como Beta HCG puede detectar el embarazo con un alto porcentaje de acierto,ya en la primera semana de embarazo.

Para aquellos que tienen una vida íntima muy  activa, basta solo un pequeño retraso menstrual para que lleguen las dudas sobre un posible embarazo, a continuación, lo mejor que puede hacer es poner fin a la ansiedad que provoca esa duda, confirmando o no el embarazo a través de un análisis de sangre. La prueba de sangre conocida como Beta HCG se considera la prueba más fiable porque no hay casi ningún índice de fracaso, los HCG Beta miden la sangre de los niveles mínimos de hormomonas en la sangre, detectando así un embarazo.

Exame-de-sangue-de-gravidez

 

¿Cuándo se debe realizar el test de sangre?

Lo mejor que puedes hacer es acudir enseguida a  un médico para que solicite la mejor prueba de embarazo, normalmente la prueba de sangre se hace cuando las mujeres notan la ausencia de la menstruación,así que si ese es su caso, no dude en visitar a un médico

¿Por qué realizar un test sangúineo?

El test de sangre Beta HCG tiene por objetivo medir el hormonio Ganadotrofina Corionica Humano(HCG) que se produce solo cuando hay un embarazo, normalmente 7 días después de la concepción ya es  ya es posible percibir el hormonio en la sangre, periodo en que se está formando la placenta, por es un test que suele tener fallos siendo este el método más indicado por los médicos.

 

Como se hace

La prueba de sangre para el embarazo se puede hacer en cualquier laboratorio.Su examen patológico,se realiza por la recogida de sangre que serán analizados por los profesionales. El resultado puede variar entre positivo y negativo, este tipo de prueba suele ser solo cualitativa, pero si lo solicita puede también obtener la cuantitativa, que, incluso le indica de cuántas semanas está la mujer embarazada.

Aunque no es necesario estar en ayunas para la prueba, algunos profesionales recomiendan un mínimo ayuno de cuatro horas antes de la recogida de sangre.

El resultado se puede obtener en 24 horas o menos, dependiendo del laboratorio.